CONTACTO
En comentarios excepto colaboraciones (+info). NI en foros ni en redes. Aviso: por salud desde 2012 (marzo) no contesto salvo excepciones. Toda información está en el blog o puede deducirse a partir de esta. Contiene años de trabajo altruista e independiente. Se agradece que tomes un minuto para dejar tus reflexiones sobre lo que lees, alentar nuestra labor o aportar información.

22 noviembre 2009

EL TABAQUISMO EN LOS SERVICIOS SANITARIOS

Tras la lectura de la interesante entrada publicada por mi buen amigo Santiago -el profesional sanitario que hay detrás de UNA ESTRELLA EN EL CAMINO-, y cuyo texto completo os reproduzco a continuación con su permiso para MI ESTRELLA DE MAR, mi reacción fue de estupor. No tanto porque -tal y como él expone-, aún haya quien se plantee si es o no "adecuado" fumar en una ambulancia (aún dentro del compartimento del conductor), sino por la falta de profesionalidad, pulcritud general, e inconsciencia que este gesto supone para el que lo realiza (o justifica); y por las consecuencias que en mayor o menor grado puede acarrear al enfermo que, tras la demora en la llegada de la ambulancia, se le atiende bajo tales condiciones (sobretodo de tener dolencias respiratorias, alergias, asma, o tratarse de "urgencias realmente muy urgentes"...).

Por su parte, para aquellos con
Sensibilidad Química Múltiple la impregnación en la ropa de los sanitarios del humo de tabaco sería la guinda a la falta de "asepsia química adecuada para SQM" que este tipo de paciente necesita para ser tratado, tanto por el personal sanitario (colonias, desodorantes, geles de baño, champús, tintes de pelo recientes, lacas de pelo, de uñas, cremas corporales, cremas y jabón de manos, detergentes y suavizantes de la ropa, alcohol para desinfectarse, etc.), como dentro del entorno de una ambulancia (productos de limpieza con que la limpian y desinfectan, etc. etc.). Todo esto son elementos a los que un afectado de SQM suele reaccionar negativamente por lo que, si a ello se une además la falta de conocimientos médicos para tratarnos, lo cierto es que ante la presencia de sanitarios solemos empeorar en vez de mejorar, como sería el objetivo de cualquier asistencia sanitaria prestada. Doy paso ya a la estupenda entrada que ofrece Santi:



EL TABAQUISMO EN LOS SERVICIOS SANITARIOS
Este post, quizá moleste a alguien, pero me da igual, es un tema del que quiero hablar, ya que me afecta directamente muchas de las veces. Hablo de ese gran vicio que corrompe el organismo, como tantos otros, pero sin duda devastador a largo plazo. El tabaco. Y no es que pretenda dar aquí soluciones para dejar de fumar o remedios increíbles que anuncian en la tele, allá cada cual con su vida.

Digo esto, porque yo trabajo en un vehículo sanitario, y una gran parte de la gente que trabaja en este sector, fuma, cosa muy respetable, pero ahora viene la pregunta: ¿Se puede fumar en la ambulancia?. Pues rotundamente NO, por dos motivos. El primero es por respeto hacia el compañero, ya que si no es fumador lo vamos a hacer fumador pasivo, y tampoco tiene porque tragarse el veneno que los fumadores inhalan. El segundo, es que en un vehículo sanitario, está prohibido fumar, y por muy buenas razones. Hay sin duda quien dirá, (es más, ya me lo han dicho), que si se fuma en la cabina de la ambulancia no pasa nada. Vamos a ver señores, ¿acaso la cabina de la ambulancia, no es ambulancia también? Pregunto.

Otro hecho bastante lamentable, es ir a las urgencias fumando, qué imagen para nosotros, tranquilamente acudimos y con tiempo a fumarnos un cigarrito antes, para relajarnos. Y si el asunto económico no está para demasiados lujos, pues usamos tabaco de liar, y nos lo liamos dentro de la ambulancia, y a la vista de todos, y que piensen lo que quieran, al fin y al cabo es tabaco... o no. Pues para más INRI, añadiré que a veces el conductor fumador, ha hecho más recorrido hasta el lugar de la urgencia, sólo para poder acabarse el cigarrillo o darle un par de caladas más. Esto es más que triste, patético, amén que cuando salimos a una urgencia, cada segundo cuenta, ya que nunca sabemos con certeza a qué nos vamos a enfrentar hasta que llegamos. Señores fumadores, vayan comportándose con respeto y profesionalidad hacia sus compañeros, y sobretodo hacia los pacientes que esperan de ustedes una actuación profesional y de calidad.

Sin duda hay gente que fuma, y este vicio lo aparca en los momentos del servicio, cuando suena el teléfono y nos movilizan es decir cuando salimos a una urgencia (aunque por desgracia son los que menos), pero hay otros, que justamente hacen lo contrario, justo al subir a la ambulancia se encienden el cigarrillo, añadiendo argumentos tales como: “es que si no me duermo” (si es de noche) o “es que después de comer toca”, o “es la hora del cigarrillo”... y así miles de excusas cuanto menos estúpidas para justificarse. ¿Se les puede llamar a estos señores profesionales? Lo dudo, pero así van las cosas, y lo peor de todo, es que vestimos un uniforme, y la gente tiende a generalizar en cuanto una persona de uniforme da mala imagen o mal ejemplo, es lo malo de los colectivos.

Vayan tomando nota, y planteándose si ésta es su profesión, donde el atender urgencias sanitarias requiere de profesionalidad y entrega. Veo muy bien que el repartidor de paquetería se encienda el cigarrillo conduciendo (aunque no debiera, ya que provoca distracciones al igual que un móvil), ya que los paquetes no se quejan, ni respiran, ni tiene prisa por entregarlos. En mi opinión en la ambulancia no se puede ni se debe fumar, sobretodo al acudir a los servicios o en ellos. Y a partir de aquí, sírvanse vuesas mercedes de tomárselo a bien o con bicarbonato. Buen día a todos.

Fuente: Una Estrella en el Camino (16/09/09).




NOTA DE MI ESTRELLA DE MAR

Santiago -Santi-, es una persona esencialmente comprometida con el mundo. De ahí su profesión dentro del área sanitaria (en una ambulancia). Y de ahí también que de ella haya hecho además, un hobbie y un espacio en Internet (os lo recomiendo vivamente porque es una especie de "todo lo que siempre quiso saber sobre temas sanitarios y nunca supo a quién preguntar", donde se aprende mucho).

Cuando lo encontré en la red, el sentimiento de simpatía y reconocimiento de valías fue rápido y mutuo. En mi caso, al principio -tal y como le confesé en su día- por predisposición positiva mía tras mi experiencia en 2005 con una ambulancia del SAMUR Social de Urgencias de mi comunidad autónoma (1). Gracias a su personal (su buen hacer, tacto y cariño con el que recondujeron la situación), es que hasta el día de hoy tengo el único soporte –dentro del caos personal y nulas perspectivas de futuro de todo tipo en que vivo- que la Administración me ha ofrecido: una ayuda domiciliaria, la última de las cuales -Lola-, tras 2 años conmigo es una fiel defensora de mi salud y de mis intereses, una buena amiga, y la única persona que conoce mis limites y días de “salud complicada” respecto a los que estoy algo más operativa.

El caso es que tras tratar a Santi, resultó ser la persona transparente, con ganas sinceras de ayudar, curiosa, luchadora, sin pelos en la lengua y honesta que había intuido a través de las entradas de su espacio.

Como le he dicho en más de una ocasión, su espacio y el mío son como el ying y el yang dentro de la red, las dos caras de la misma moneda: la de la salud. Dos blogs con títulos centrados en una "estrella" ("UNA ESTRELLA EN EL CAMINO" y "MI ESTRELLA DE MAR"), y en donde mientras él como profesional sanitario ofrece información y reflexiones de los entresijos de su trabajo; yo lo hago desde el punto de vista de paciente de una serie de patologías (Sensibilidad Química Múltiple, Síndrome de Fatiga Crónica, Electromagnetismo y Fibromialgia).



(1) A pesar de esta entrada, mi simpatía hacia los equipos de salud "de calle" sigue palpable. Para que se entienda el por qué, explicaré -desde la subjetividad pero no desde la pena- los motivos, que no son otros que el que gracias a la labor que hacen a diario personas como Santi para con mucha gente, entrelazando para ello profesionalidad y humanidad, ese buen quehacer anónimo me tocó un buen día recibirlo a mí, y como dice el refrán, "es de bien nacidos ser agradecidos". Mi testimonio al respecto fue como sigue :

Tras más de un año de esfuerzo titánico por seguir con mis labores domésticas -al menos las más básicas- y mi trabajo de bibliotecaria-documentalista, me encontré con períodos cada vez más largos de imposibilitamiento para levantarme de la cama, y que acabaron siendo la tónica predominante de mi día a día. Durante ese tiempo, me trasladé al trabajo en taxi para poder llegar hasta él; y reducí al mínimo mi jornada laboral (pasando de un horario de mañana y tarde de lunes a viernes, a sólo 3 tardes/semana con 6 horas totales de contrato, aunque ni aún así logré una capacidad productiva mínima y las faltas constantes por problemas de salud fueron la tónica general).

Cuando el SAMUR llegó en septiembre de 2005 a casa, llamado por terceras personas, yo llevaba ya dos días en cama por extrema fatiga, fotofobia, sudores y disnea, y sin comer.

El trato que me dieron fue respetuoso, comprensivo con mis dolencias y cariñoso. Me impactó más aún por el hecho de que, dados mis cada vez mayores problemas de salud para salir a la calle, eran las primeras personas que veía en mucho tiempo, excepto los de mi empresa y poco más. Sentadas en mi cama, estas personas me hicieron ver -con tacto- que dado que constataban que el grado de severidad que presentaba en mis patologías no eran compatibles con lo de "vivir sola e independiente", tenían que dar parte a los Servicios Sociales para que se hicieran cargo de los quehaceres básicos de mi día a día con el fin de que yo pudiera recuperar alguna energía y así evitar crisis de fatiga tan intensas por motivos tan nímios pero insuperables para mí como ir a la compra una vez a la semana, hacer la comida y llevar la casa.

También fueron a hacerme la compra a mi tienda ecológica.

Todo de forma discreta, rápida y eficiente. Siempre les estaré agradecida por el trato amable y el tacto con que me hablaron y actuaron sin conocerme de nada, ni esperar nada a cambio; y de forma que yo no me sintiera mal con ello. Esas cosas, no van en el sueldo de nadie...




26 comentarios:

♣ Hotaru ♥ ♥ ♥ dijo...

gracias por esta entrada mariajo

es preciosa la historia que cuentas sobre la ambulancia que te mandaron , realmente existen seres humanos en las profesiones de la salud.

lamentablemente tambien hay bastantes tocinos como los que comenta tu amigo, bueno, me morderé la lengua.

un abrazo!

juan vilas dijo...

Mariajo buenos dias.
Totalmente de acuerdo con Santi y contigo, y ya sabes que soi fumador.
Pero como fumador respeto mucho a los que no fuman y si tengo que aguantarme, pues me aguanto y no fumo.
Hace uos meses asisti a una reunion en Valencia convocada por enfermos de SQM, pues bien estuve sin fumar dos dias y el dia de la reunion ni me lleve tabaco, ropa limpia que no oliese y otras medidas.
Pero hablando del tabaco soy consciente de los perjuicios que conlleva, y procuro que esos pejuicios queden para mi sin perjudicar a terceros.
Nocuesta nada aguantar sin fumar unos dias, menos unas horas si el trabajo no te lo permite, como en el caso que se comenta, los trabajadores sanitarios deben de ser conscientes que estan trasladando enfermos y deben olvidarse de fumar, pero lamentablemente no es solo problema de sanitarios de ambulancias, yo he trabajado como encargado de limpieza en un hospital, y he visto a mucho médicos fumar dentro del recinto, en sus despachos, consultas y en quirofanos. Rdecuerdo que los primeros dias los supervisor@s me pedian que tirase al aire ambientador para que las salas de espra y sobre todo en urgencias oliese bien, mientras yo estuve de encargado me negue rotundamente y no sabia nada de la SQM pero era sentido comun que podria perjudicar a enfermos con problemas respiratorios-ya veis un encargado de limpieza tenia más sentido comun que un sanitario de hospital.
Lo mismo pasa con el tabaco, es de sentido comun cuando puedes y no puedes fumar.
Puedes fumar si es que no puedes dejarlo, pero con respeto hacia los no fumadores y sobre todo si son enfermos.
Juan Vilas

GELI dijo...

Hola preciosa:

Soy fumadora empedernida, pero me doy asco. He intentado por todos los medios dejar de fumar, pero siempre pongo la "excusa" que me tranquiliza, cuando sé que es un excitante.

Ahora mi hermana y yo estamos citadas el 4 de Diciembre en el Hospital, a ver si nos ayudan a dejar de fumar.

Lo de los conductores de las ambulancias, yo lo he visto con mis propios ojos, que están deseando bajar o esperar a pacientes para fumar un cigarrillo, pero nunca los he visto fumar conduciendo, mentiria si te dijera que si.

Me parece patetico, como dice Santi, que llevando enfermos en la ambulancia fumen, sea la urgencia que sea, y pienso que deberian estar avisados y controlados por sus superiores. Pero tambien pienso que hay gente que se lo pasa por el forro.

Ya tengo ganas que escribas una entrada con el reconocimiento de tu enfermedad, pues veo muchos apoyos pero el tema no les interesa sacarlo a la luz. Serian muchos millones a desembolsar a todos los que por desgracia padeceis este mal, y necesitais mas ayuda que un enfermo cualquiera.

Un beso de chocolate.

Geli.

SANTI dijo...

Hola Mariajo,

Agradecerte mucho este post, y a ti Hotaru por tus comentarios. Personas como tu me animan a seguir trabajando con entusiasmo y sobretodo con dedicación, para ayudar a personas que como tu van necesitadas de salud. Me ha encantado la manera en que has descrito ambos blogs, y desde Valencia te mando un gran abrazo. Gracias.

Anónimo dijo...

¡Buenos días Mariajo!.
No sólo fuman en las ambulancias. He visto como el personal sanitario fumaba en las plantas de hospital, en concreto una de Neumología (pese a las prohibiciones)y el humo salía al pasillo de los enfermos (luego se metía a las habitaciones), los uniformes pringados de olor (incluso los no fumadores, que se intoxicaban también). No ha sido la única planta. En otra, fumaban justo en la habitación en donde tienen la ropa limpia de los enfermos (sábanas, colchas, mantas, toallas...) y el olorcito saliendo nuevamente a pasillo y habitaciones y la ropa limpia ahumada. Vamos una pena.
Qué buena reacción tuvieron el equipo que te atendió aquel día.
Un abrazo. Espero estés una gota mejor.

madridsur dijo...

He de confesar que soy fumador y, no obstante, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
Es cierto que no abunda la responsabilidad de gran parte de los fumadores frente a situaciones en las que no ha de ser el tabaco lo que prime.
Personalmente he tenido que pasar bastante tiempo en hospitales, urgencias y consultas y sucede exactamente lo que dices.
Recuerdo una tarde en la antesala de UCI repleta de gente por supuesto muy nerviosa y preocupada,algo normal en tal situación. Pues bien, se montó una bronca entre fumadores y no fumadores (no estaba permitido fumar) hasta el punto de que acabaron por habilitar un cuartito anexo para que "desahogaran los nervios" los fumadores. Me pareció algo tremendo y, aún siendo fumador, no participé de tal falta de consideración y respeto a la salud ajena.
Aunque estés en otra habitación fumando el aire termina por mezclarse y se filtra por todas partes ¡y estábamos a la entrada de UCI!
Mi solidaridad con los no fumadores.

Glory dijo...

Pues si Mariajo,
yo soy fumadora por placer, es decir, me fumo un cigarro al día o dos o ninguno, por lo tanto, para mi desgracia tengo que decir que soy fumadora.
Pero puedo estar días enteros sin fumar si algo importante lo requiere,como puede ser un día con la pandilla mascarilla en Barcelona, o cualquier reunión a la que tenga que acudir de este tipo.
Por las mañanas voy a tomar un café a un local que se puede fumar porque mis compañeras son fumadoras, pero yo NO SOPORTO el tabaco por las mañanas, me irrita el ver a todas las mujeres (practicamente no hay excepciones) fumar un cigarro tras otro en el transcurso de, digamos, 15 minutos?. Hay gente que ni siquiera sabe que fumo porque no me han visto nunca hacerlo,y segun me han dicho pongo "cara de asco" cuando el ambiente se llena de humo, o cuando las mamás esperan a sus hijos y están deseando llegar a la entrada del colegio para ENCENDER EL CIGARRO!!, yo no puedo entenderlo; si has tenido todo el día para fumar, tienes que hacerlo justamente cuando vas a esperar a tu hijo en la puerta de un colegio? Cómo ya te he dicho soy una extraña fumadora. Un besote muy grande.

Sylvia dijo...

Muy acertada esta entrada en tu blog, Mariajo. Gracias a tí y a Santiago por divulgar estas experiencias.
Parecerá risueño, pero resulta que ahora que en mi ciudad de Buenos Aires no se puede fumar en ningún lugar público, últimamente me molesta cuando voy por la calle y a cada rato pasan fumadores 'callejeros', que además son un peligro porque te pueden lastimar un ojo o quemarte la ropa con sus cigarrillos; especialmente cuando van excitados, agitando los brazos, gesticulando, etc etc. ¡Es como ir esquivando los paraguas!
Por favor, fumadores, no se enojen conmigo. Yo también padezco de SQM, de modo que el agregado de humo de cigarrillo al aire ultra-contaminado de mi ciudad es otro tropiezo cuando hago planes de salir de compras o a pasear... ;-)
Sucede que la contaminación tóxica ambiental del planeta es tan grave, que todo suma, todo daña, cada día son más las personas afectadas de enfermedades emergentes generadas por elementos perjudiciales en el aire que respiramos.
¡Vamos! Ojalá puedan dejar de fumar, por vuestra salud y bienestar. Lo digo de buena onda.
Abrazos a todos!

Consuelo dijo...

Hola guapa. He tenido que leerlo varias veces, porque no me lo puedo creer, que haya gente tan irresponsable, en una profesión que los segundos cuentan para salvar una vida. Yo no soy fumadora, ya no solo por padecer SQM, si no por principios morales, en los cuales la vida es muy valiosa y hay que respetarla. Si alguien quiere fumar, que lo haga en su casa, que esté solo claro, allá el con su vida y su salud, pero... me indigna cuando veo a personal sanitario fumando y más como dice Santi, en las emergencias, en las cabinas de ambulancias, estando prohibido, que aunque no estuviera, deberían pensar el trabajo que realizan !!que tienen en sus manos vidas humanas!!!
Cuando voy por la calle y veo a alguien fumando, o lo noto sin verlo, hasta llevando la mascarilla, pues el humo del tabaco traspasa todo, hecho una mirada al tabaco y a ellos..., que en fin...(me callo), y salgo "corriendo" sin poder, para escapar del humo.
Gracias a Santi y a tí por hablar sobre este tema de forma tan clara.

Un fuerte abrazo

SANTI dijo...

Pues muchas gracias a todos y todas por vuestros comentarios de apoyo, ya que por desgracia es una realidad muy palpable, y mas de una vez puede surgir una enemistad o un mal gesto solo por decir no fumes aqui por favor. Porque es asi, ya que a un fumador respetuoso no hace falta decirle nada, por lo tanto a veces hay que callar, por seguir estando bien con el compañero, y eso en este trabajo, al igual que Bomberos y Policia, es esencial. Un alto precio, si. Y a ti Mariajo, por este post, que ya va dando que hablar..Gracias a tod@s

Gem@ dijo...

Hola Mariajo, no quiero importunar con este comentario pero es por si lo ves antes que un correo.
Decirte que en esta entrada enlazo tu blog, ojalá lo veas a tiempo y pudieras si ya no solucionar los problemas de salud si poder solventar otros que vienen añadidos.
http://gemablog-.blogspot.com/2009/11/alas-de-plomo-regala-ilusion.html
Te dejo un abrazo con todo mi cariño :)

mariajo dijo...

NOTA A TODOS:

Mis disculpas a las personas que me estáis pidiendo ayuda urgente sobre Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Volví a la cama el domingo. Me levanto hoy miércoles.

Tampoco he podido hacer nada en MI ESTRELLA DE MAR, como habréis visto.

Os pido paciencia. Intentaré de aquí al fin de semana próximo -si el cuerpo aguanta-, ir respondiendo.

Si para la próxima semana no lo he hecho, enviad de nuevo la pregunta, se me habrá pasado.

Recordad (lo comento a los nuevos que estéis pasando, y que os agradezco desde ya, mucho, vuestra presencia), que cuando tardo en contestar es que estoy en cama o no me siento con fuerzas suficientes para abordar nada (ni escribir un rato). Estas patologías son así, ya lo sabéis, y mis problemas de salud este año no dan para muchas muestras de "energía" por mi parte (por decirlo de forma suave).

Deseo de corazón "hablar" con vosotros, responder a vuestras dudas, compartir vuestras palabras de ánimo y aliento (que os agradezco de corazón), etc. etc., en breve. Iré poco a poco de nuevo, ¿si?... ;-)

Bss,

psicoisapecat dijo...

Lo importante es mantener la libertada de expresión con respeto y ética, y este artículo, se han cumplido con ambos requisitos.
Yo no soy fumadora, pero por motivos laborales y ya en convivencia de pareja, me ví sometida a convertirme en contra de mi voluntad y por absoluta necesidad de otras necesidades de supervivencia, a ser fumadora pasiva. Los estragos en poco tiempo fueron atroces. Presentaba más síntomas de problemas respiratorios, en la piel, sequedad mucosa y en los ojos, entre otro. Llevo 5 meses desde que he dejado de ser fumadora pasiva, y todos los síntomas han desaparacido.
Incluso, en cuanto al síndrome de fatiga crónica, lo llevo mucho mejor.
Isabel Gómez

mariajo dijo...

Judith (Hotaru), pues no te muerdas la lengua por mi, eh… ;-)

Y si, tienes razón, mi experiencia con la ambulancia del SAMUR de ese septiembre del 2005 fue muy emotiva, y su persona fue efectivos a la vez que humanos: la combinación perfecta.

Más gente como este tipo de buenos y entregados profesionales es lo que se necesitaría en todos los sectores. Es por ello una alegría haber encontrado a alguien con el pundonor y valores de Santi en la red.

Un abrazo!,

mariajo dijo...

Juan, me ha alegrado mucho ver el pundonor que me cuentas que tuviste de cara a esa reunión en Valencia convocada por gente con SQM. Sé perfectamente de tu compromiso para este colectivo, pero leer este tipo de detalles y comprensión, es una reafirmación de lo bella persona que eres y me emociona.

Y de lo que comentas sobre el tabaco en ambientes sanitarios, ¡completamente de acuerdo!. Lo que me ha dejado impactada es lo que cuentas de cuando eras encargado de limpieza en un hospital : ¡¡hasta fumar en quirófanos!! :-O ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Y encima que ellos mismos, en vez de solucionar el tema de raíz, intentando “tapar” el olor del tabaco a base de ambientador!!!!!!!!!!.

Me has dejado de piedra (¡¡y seguro que también a más de uno que te haya leído…!!). Pero me alegro mucho de que hayas dejado este comentario tan sustancioso y práctico para todos. Con él, constatamos lo que pasa en muchos recintos sanitarios del país… y que, como poco, es demencial la poca intuición, lógica y respeto hacia la salud que se tiene hacia sus enfermos.

Recuerdo una vez en mi hospital que entró en el despacho donde yo estaba una profesional –se supone que sabiendo que yo tenía SQM- recién habiendo fumado : me quedé a cuadros. ¡Lo mismo se pensó que “no me daría cuenta” ¿¿???. ¡Qué inconsciencia!. En fin…

Un gran abrazo, niño,

PD: espero que el tema de tu nuevo blog vaya avanzando. No te escribo para no molestarte hasta que te vea más relajado. Ya me comentaste que ahora estás muy liado entre el trabajo de ponerlo en marcha y las cosas personales, así que aquí estoy, deseando verte aparecer de nuevo, y poder yo pasarme por tu sitio en cuanto lo tengas ya “amuebladito”.

mariajo dijo...

Geli, guapa, ¡qué alegría leerte de nuevo!. Oye, lo de que “te das asco”, ni se te ocurra que se te pase por la mente, seas fumadora, o hagas lo que hagas. Asco sólo deberían darse gente como los pederastas, asesinos, torturadores, maltratadores y violadores… que se me pasen por la mente ahora ;-)

Lo que si es cierto que lo de fumar no es bueno para nadie… pero si encima tenéis ya un problema importante de salud en tu familia (tú y una hermana, que yo sepa), ¡¡pues es que dejar de fumar debes planteártelo como algo prioritario y urgente!. ¡Venga, ánimo!. Espero que en el hospital te ofrezcan una ayuda efectiva, tal y como comentas.

En cuanto al tema de tabaco/ambulancias, lo que cuentas, efectivamente es bien triste porque constata que es mayor el egoismo del “mono” producido por el tabaco, que la prioridad de salvaguardar la salud de los enfermos a atender… ¡¡Y fíjate lo que comenta Juan también al respecto, a través de su propia experiencia, como trabajador de hospital…!!. En fin, tremendo.

Lo de escribir una entrada en que diga que por fin se ha reconocido la enfermedad, ¡¡ojala, alguien escuchara tus buenos deseos!!. Por ahora la tienen reconocida los sistemas sanitarios de Alemania, Austria y Japón. Aparte, hay países como Canadá o EEUU que no la tienen oficializada pero ya se han hecho protocolos de actuación en hospitales (como el que os puse traducido hace poco aquí, de centros hospitalarios canadienses), libros, reuniones oficiales… En fin, y mientras tanto, España en la edad de piedra y yendo a remolque de todo… y de esto, también…

Un beso de chocolate para ti también :-)

mariajo dijo...

Anónimo, es increíble lo que cuentas. Me estoy alegrando mucho de la oportunidad que esta entrada de Santi nos está dando para exponer nuestros testimonios en relación al tabaquismo en centros sanitarios y cómo incluso se pasa de controlar este tema por parte de nadie, incluso al contrario, tal y como Juan nos ha confesado unos comentarios más arriba, con su experiencia como trabajador de hospital.

Y no nos engañemos, porque si esto pasa, es porque desde arriba no hay una verdadera actitud seria, firme, decidida y activa de cortar el tema de raíz, por lo que lo único que pasa es que, la permisividad trae como consecuencia el perjuicio de los enfermos… que en caso de aquellos con SQM, trastornos respiratorios o alergias se multiplica aún más si cabe.

No sabes lo mucho que me alegro de que nos cuentes lo que has visto con tus propios ojos en recintos hospitalarios. Entre todos, damos un toque de atención y un fuerte estirón de orejas a los superiores de esta gente : ¿gente con el pundonor y el amor a su profesión como Santi, teniendo que aguantar situaciones completamente ilógicas dentro de un ambiente sanitario sólo para que no lo aislen ni lo miren mal… y los otros (que se les debería caer la cara de vergüenza) siendo los que tienen la sartén por el mango porque no hay mano dura con ellos y encima como la actitud de esta gente fuera la “normal”???.

Qué surrealista… Es algo así como Alicia en el Pais de las Maravillas: todo caos, todo absurdo, todo sin sentido…

Un abrazo anónimo, ¡y gracias por participar!,

mariajo dijo...

Madridsur, genial tu reflexión y completamente de acuerdo con todos los puntos que comentas, y con tu estupor… que es el mío: ¡es tremendo, y en una UCI!... Madrie mía, es que aunque fuera por los seres queridos que tienen ahí ingresados a pocos metros… Qué irresponsabilidad. Efectivamente, como muy bien dices, “Aunque estés en otra habitación fumando el aire termina por mezclarse y se filtra por todas partes ¡y estábamos a la entrada de UCI!”.

Siento que tuvieras que pasar por un trago semejante… y encima con un ser querido ingresado, con toda la carga emocional que todo ello conlleva para alguien… Tienes mi comprensión y toda mi solidaridad, como no podría ser menos…

Un gran y cálido abrazo, compañero…

mariajo dijo...

Glory, nuestra hermanita adoptiva para la pandilla mascarilla… ¡como me dijiste un día!. Eres un sol, tanto para tu hermana Raquel (que es la pachuchilla de SQM), como para todos nosotros. Gracias por estar ahí, de manera tan cariñosa y dedicada.

Lo que cuentas, me ha pasado a mí más de una vez: ir a desayunar con mis compañeras de trabajo y liarse a fumar un cigarro tras otro en plan compulsivo, en un local ya de por sí ahumado y cerrado. Un horror.

O si no, cuando antes se podía fumar en el trabajo y estar 12 mujeres en una sala cerrada y apelotonadas unas al lado de otras (el típico trabajo explotador de subcontrata para un “gran sitio” puntero en España en su materia), y estar cada dos por tres saliendo a la puerta del despacho –o sea, dentro del edificio- a fumar compulsivamente (pero con la puerta abierta, además –o abriendo y cerrando- por lo que entraba todo, dado que además era un edificio enfermo sin buena ventilación. Y lo de al menos “salir a la puerta” del despachito, no te lo pierdas, porque se hizo así porque tuvieron el cuajo de, al empezar el contrato, decir que como fumaban todas menos 2/3, que se votara si se fumaba o no en el despacho. Las no fumadoras dijeron que les daba igual (claro, por no enfrentarse ni quedar ml), y yo fui la única que me planté con el tema (no tenía remedio, porque aunque no tenía SQM por entonces, ya por entonces el olor del tabaco me provocaba unas migrañas tremendas que no me dejaban trabajar… y encima cada vez que entraba en el edificio me ponía falta de síntomas, y repito, no tenía SQM aún. Eso si, cuando salía del edificio, en lo que me alejaba de él mejoraba…

Ahora, teniendo SQM, me doy cuenta del tema: sistema de ventilación antigua e insuficiente, moqueta y antigua, polvo por todos lados, una antena de telefonía tremenda a poco menos de 30 metros, en la misma calle, … En fin, ¡tremendo!.

Un fuerte abrazo, Glory, y gracias por compartir tu experiencia: ¡me ha encantado saber de ella!,

mariajo dijo...

Sylvia, yo con el tema este de los cigarros por la calle, aún con mascarilla, los noto mucho, así que en las pocas veces que salgo, he tenido que ir esquivando a la gente que la veo venir con cigarro en la mano. Claro, si viene por detrás, me “entero” porque lo huelo y me pongo mal, pero a esos no puedo evitarlos…

Además, también doy rodeo ante los portales de edificios, porque desde que no se puede fumar en los edificios (lo que es una alegría), lo que pasa es que la gente se pone a hacer corrillos en sus entradas con el cigarro en la mano, y pasar al lado de los portales es un horror para alguien con SQM…

Así que lo poco que salgo me lo paso dando rodeos y zig-zags por la calle por estos motivos (señoras que se las ve venir y ya uno se da cuenta que son de las que pueden llevar perfume y ya de por si las esquivas por si acaso ; tabaco de unos y otros ; tubos de escape ; …). En fin, una aventura tremenda, en la que cuando ando por la calle, con tantos zig-zags por mi parte, parece como si es que hubiera bebido y de ahí que no ande en línea recta… :-D

Un abrazo!,

mariajo dijo...

Consuelo, pues si, tal y como le acabo de comentar a Sylvia, también yo tengo problemas en la calle con el tabaco, aún yendo con mascarilla, así que tengo que ir dando rodeos de continuo, para a lo mejor unos pocos metros que hago al mes, con el fin de llegar al cajero automático para coger dinero para tener en casa para la compra del mes que viene.

Uf, la verdad es que es tremendo nuestro día a día, ¿verdad, niña?.

Un beso grandote,

mariajo dijo...

QUERIDO SANTI, LAS GRACIAS A TI, DE VERDAD. Tu pundonor profesional, honestidad y esa dedicación que traspasa lo que es la fría red de Internet, es algo tan evidente cuando escribes, en la manera de enfocar las cosas, que es un lujo leerte y seguirte.

Además, como dije, a través de tus entradas aprendo un montón, y eso me encanta porque siempre he sido muy curiosa y el aprendizaje de cosas nuevas o cosas cotidianas que están ahí pero que no conocía su origen, me estimula a seguir adelante aunque tenga que vivir tan enclaustrada.

Como le decía a otra compañera, me parece demencial de que tengas que gastar parte de tu energía laboral en “tener cuidado” con este tipo de gente, que ya no es que sea o no solidaria o respetuosa con los demás, sino que son unos inconscientes, unos irresponsables y unos egoistas, así de claro. Y si quieren fumar en el trabajo, que se dediquen a otra cosa tipo mensajería o así, que aunque tampoco deberían fumar, al menos no hay enfermos a los que recoger, estar en sus manos, y perjudicar con sus actos…

Ahora, que los superiores miren a otro lado, y al final el que deba tener cuidado es el que les saca a todas 100 cabezas en lo que a pundonor y responsabilidad profesional se refiere… ¡¡es para una mezcla de pegarse de cabezazos contra la pared de frustración, y tirarse por la ventana de impotencia!!. Grrr.

Desde aquí, Santi, tienes el apoyo desde este blog ; así como toda mi solidaridad y cariño… y como ves el de todos los afectados y compañeros que comentan –incluido a los fumadores, a los que agradezco el ejercicio de responsabilidad que han hecho en este delicado tema-.

Ojala que tus superiores reaccionen (y no con sólo buenas palabras, sino de forma contundente) ante estos temas… Ojala vieran esta entrada y dejaran de trabajar en modo “piloto automático” y se dispusieran a tomar cartas sobre el asunto… y caer con el peso de la ley a quien lo merece por incumplirla...

Que reflexionen y piensen que más vale tarde que nunca, ¡y todos lo agradecermos, no sólo los enfermos, sino el resto de sanitarios y compañeros dentro de este tipo de ambientes!.

Lamentablemente, no caerá la breva de que hagan algo así.. :-(

¡Un gran y cálido abrazo!,

mariajo dijo...

¡¡¡¡Gemit@!!!!!, eres un encanto, de verdad. Con todo el trabajazo que tienes en ese blog de referencia que llevas de ayuda informática para todos nosotros, y que no sé ni cómo puedes llevar el gran volumen de trabajo que te genera… ¡y aún con tiempo de acordarte de mi, y de hacerme un regalo tan bonito!!!.

Además, aunque no lo sabías, ¡¡el día 22 precisamente es mi cumpleaños!!... así que el décimo de lotería es, aparte de un feliz regalo de lotería navideña (nada menos que la más famosa del año),… me lo tomo desde ya este billetito como un regalito de cumpleaños por tu parte ;-)

Ahora vendría la segunda parte: que es seguir este pseudo-meme, jeje (estoy de acuerdo contigo: yo no sigo memes tampoco porque si ya se por sí me cuesta sacar algo en el blog, si resulta que las energías las dirijo a un meme, ¡los compañeros se quedarían esa semana sin información en el blog porque yo ya no podría hacer esa semana nada más…!).

En fin, lo intentaré, por la cuenta que me trae, jeje (ya sé que si no lo sigo, me quedo sin posibilidad de participar en el sorteo de este número… pero que tengo poquitas fuerzas, ¡ya sabes…!).

Ahora, eso si, ante todo ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡DARTE LAS GRACIAS MÁS SINCERAS Y CARIÑOSAS POR MI PARTE, Y ESPERO DE CORAZÓN QUE –ME PUEDA YO INCORPORAR O NO A JUGAR CON ESTE NÚMERO- ESE DÍA TE TOQUE UN PELLIZCO!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Mi querida Gem@, espero que tengas unos días tranquilitos y felices. Voy a ver si cojo fuerzas y me paso por el enlace tuyo para agradecerte tu detallazo también por allí ;-)

¡¡Muchos, muchos besos!!,

mariajo dijo...

Isabel (psicoisapecat), efectivamente, ser fumadora pasiva perjudica a la salud, pero además es que te da una sensación de impotencia y frustración. Mis hermanos (tengo dos) fueron fumadores compulsivos durante muchos años… y era tremendo cada vez que les veía, como me ponía yo, por un falso entendimiento por mi parte de “respetarles”. Realmente eran situaciones para mi muy difíciles, ya no sólo de salud, sino de entender, sobretodo viendo como veían que yo me ponía. En fin… como se suele decir: “corramos un tupido velo” sobre este tema…

Me alegro que hayas dejado de ser fumadora pasiva : tu salud es lo primero, y quien no lo entienda, es que no te merece ni te quiere lo suficiente, así de claro.

Un gran abrazo y mi cariño (y ánimos con estos “temas”),

Posicionamiento google dijo...

Me parece mal esta noticia, fumar es malo hay que quitarse ese habito.

Mariajo dijo...

“Posicionamiento Google”, lo que te parecerá mal es que se fume en recintos sanitarios, NO LA “NOTICIA” EN SI. Que además, si te fijas no es “una noticia”, sino “una denuncia pública”, hecha como acto valiente de un sanitario desde su blog, y que yo, con su permiso, he reproducido para MI ESTRELLA DE MAR… junto a todo mi cariño y apoyo en su denuncia, como no podía ser menos…

Sinceramente, no sé si tu comentario era un comentario real, o spam para poner enlace a tu web (que no me negarás que tiene todos los indicios). Ante la duda, y dado que intento presuponer buena voluntad a priori, lo he publicado “por esta vez”, pero por favor, antes de comentar, leed y reflexionar sobre los textos antes de coger el rábano por las hojas, en vez de por donde es… ¿si? ;-)

Saludos,

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

---------------------------------------

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo